domingo

crac crac

el traje se blanqueó un poco. mientras le enjuago la lavandina veo un siete.
lo tanteo, a ver si se agranda.
pruebo rasgar la tela a ver si aguanta.
pongo el pantalon en el ténder. me quedo con la mitad en la mano.
craaaaaacc. y lo mas triste es que a la luz del día sigue amarillo patito.

1 comentario:

loscajones@gmail.com dijo...

ohhhhhhhhhhh tu me deguelves las ganas de leer, Patokaratec