martes

de dónde venís y adónde vas

Hoy empecé este plan b que es cortar un tiempo los lácteos, leche y yogurt, probaré por una semana, a ver si se me va los mocos terribles que no me dejan respirar de noche. No sabía con qué comer los cereales así que corté una manzana en pedacitos y los tomé con eso. Lo ideal sería una pera que es más jugosa. Siempre venden por la calle peras a diez pesos el kilo, hoy voy a comprar.

Hay cosas que todavía me gustaría hacer, pero las miro y las dejo ser: redactar dos clases que me faltan, corregir unos textos y responder un mail irrespondible.

La familia y amigos empiezan a llamar todos los días para ver si nació Gregorio... quizás creen que nos esconderemos en una cueva y no se lo diremos a nadie...A veces recibo llamados de amigas que hace un tiempo no veo, entonces tengo ganas de hablar, porque me van a decir algo nuevo y viceversa. Pero cuando son llamados de algunas personas que todos los días quieren controlar la situación, no da. Me pone de muy mal humor. Les dije "dejá que yo te llamo".
Me acuerdo de una compañera de la secundaria, su madre era muy controladora y ella y sus hermanas también. Tenían una frase típica cuando llamaban a alguien por teléfono, y era: ¿Qué hacían? "Qué hacían", nunca se me hubiera ocurrido preguntar semejante cosa. O también algunas personas cuando alguien llega de viaje le preguntan cuándo llegaron, en qué vinieron y cuándo se van, cosas que también me parecen hasta casi indiscretas...Quizás exagero.

Ultimamente leí mucho, pero en vez de leer cosas entretenidas, me puse a leer unos textos sobre autobiografía, que me habían quedado pendientes analizar para el taller y que en un futuro me pueden servir.
Leí de Holroyd cómo se escribe una vida, Tiempo pasado, de Sarlo, El pacto autobiografico de Lejeune -el capitulo no el libro- y me pasó paula un texto de Nicolas Rosa de El arte del olvido otro de Molloy de Acto de presencia sobre Sarmiento. Me tengo que conseguir ese libro, no sé como.
Al leer a un profesor como Nicolas Rosa uno se pregunta cómo puede ser tan erudita una persona, con tanto nivel teórico... y si seguirá existiendo ese nivel en el futuro.  Son diferentes formas de la teoría igual.
Me encontré leyendo casi sin entender una sola palabra. Como decía Hebe Uhart que a los adolescentes les gusta leer cosas que no entienden del todo. Es medio leer por leer, y es verdad que a mí me encanta. Es como que uno tendría que leer teoría de vez en cuando, no solo literatura... Nerdear es una de las cosas más entretenidas que existen.

Ahora quiero acostumbrarme a tener siempre un lapiz en la mano porque me encanta marcar palabras nuevas, o palabras raras.

En el libro de Rosa por ejemplo marqué en un solo párrafo en el que habla de sarmiento en Recuerdos de provincia:
"escritura lapidaria y tombal" tombal no lo encuentro en el diccionario asi que nunca sabré bien qué significa.
"el capítulo vacío (cenotafio)" cenotafio es un monumento funerario en el cual no esta el cadáver a quien se le dedica
y "epos histórico" -epos que tiene que ver co la epica, creo que es un poema, mas o menos lo sabía pero no estaba segura-.
Y todo eso en un párrafo.


2 comentarios:

María Mercedes Cáceres dijo...


Hola! Leíste La invención de la soledad? Es de P Auster, autobiográfica y muy centrada en la relación con su padre, un capítulo? Que se llama El libro de la Memoria, también me gustó mucho, son cssi mini ensayos sobre el pasado y la identidad.

Anónimo dijo...

nació gregorio? dónde estais?