viernes

doscientos pesos y algo

vendiendo libros repetidos o que nunca leeremos... y eso que al principio pensé, no, me va a costar deshacerme.
y no, no costó nada!
adios sartre, saramago e italo calvino y adios sidney sheldon, feliz luna, thomas elloyy martinez y tabucchi
libros de la suegra, libros del cuñado. el teatro de arthur miller.
ayer almorzaba fideos con huevo frito y pensaba: qué lindo es comprar, pero más lindo es vender.