lunes

el destino

el destino se manifiesta.
a través de varios desencuentros quiere que no rinda
el examen final de argentina dos. confusiones de fechas del departamento, mails cruzados con profesores. viajes -al sur de mi amiga, al norte mío-
todo concluye en esto.
no hay fecha. no puedo darlo.

en un primer impulso de rabia intenté cambiarlo y mandé mails desesperados

profesores, cítenme cualquier día a cualquier hora, para poder hacer este examen

luego, me iré de vacaciones en paz, pensé.

apenas quince minutos después empiezo a pensar y pienso lo mejor es no forzar las cosas, que nada suceda, empiezo a desear que silvia saytta no se entere de este problema y no dar el examen hasta mayo

no me atrevo a enfrentarme. me da miedo y respeto el deseo ajeno, pero más respecto me da el deseo de dios

hoy una amiga me mando un link de un grupo que trabaja elevando pedidos a la iglesi para desbautzarse. yo no pienso desbautizarme, cada día soy más religiosa
esto es sólo un ejemplo, es muy extraño .

quizás deliro, sea solo un mecanismo de autoayuda mental plegarse al deseo ajeno
para no sufrir o temor de romper con la cabeza la vidriera del departamento de alumnos...
mirá si lo hago. voy y armo un escándalo. mucha gente hace eso. y generalmente funciona. yo nunca lo hago. me quedo con la bronca.
eso está mal.

rompé algo de porcelana me dijo p
tal vez por eso me gusta tanto la porcelana. porque su destino es romperse y llevarlo a cabo es toda un orgullo.

y si me escribe la mismísima saytta..? diciéndome ok, te tomamos el examen
y te guardamos la nota para registrarla en la segunda llamada -que sería lo más logico, lo que puede pasar....
¿y si no le respondo? y si después del kilombo de mails que armé no doy el examen nada?

4 comentarios:

sigue la polemica sobre julio dijo...

El mundo del escritor debe ser un mundo de halcones y palomas, de cabarets latorreanos, de loras barranqueras.

La verdad que Rayuela se fue desinflando. La primera parte, esa donde Cortazar dibuja a un locati argentine en Paris y su turba de amigos que corren una coneja gigante es brishante. La segunda parte donde el susodicho argentine vuelve a Buenos Aires se desinfla, es mas de lo mismo pero en Buenos Aires y no en Paris. La tercera parte, la que Cortazar recomienda prescindir, la prescindi. La hice caso. Nada de contra-novela. Es un poco el caso de Kafka o Patrick White (premio nobel aussie en los 70s): antes de morir pidieron que se quemen todos sus escritos no publicados. Lo hubiesen quemado ellos mismo. Unas divas de novella. Y me da la sensacion que Cortazar era una diva que ademas le daba con un caño a sus pares, por ende, lo castigan furtivamente. Lo cual no quiere decir que tengan razon, o no

paños frios sobre julio c. dijo...

Cortázar era un innovador. De ahí que te shegue o no es otra historia. A mí ni fu ni fa. En el fondo, todo artissssta es un alma vulnerable que quiere que lo quieran.

pro cortazar, anti oscares dijo...

Los oscars son un loquero grande. En vez de butacas tendría que haber divanes. Y encima la van de zurdos bienpensantes cuando son la máquina propagandisssstíca del consumissssssmo. Pero son inofensivos, dentro de todo.

ine dijo...

esa melancolía de cortázar arruinó a más de una generación
tipos que se creían que susrrarle a las pitusas los llevaba al éxito total,. de ahí a la muerte por sobredosis hubo un solo paso




cortázar era un engreído, padecía del gigantismo, y el tamaño de su cabeza no acompañaba al de las extremidades, de ahí su complejos de inferioridad sumado a su ser lacrimógeno