viernes

día de trabajo

hoy, como la universidad no tenía aulas, hicimos una salida afuera del aula.
es decir, no había opción. aunque lloviera, teníamos que salir.
fuimos al abasto, -doce personas- y otra chica que vive en abasto nos estaba esperando enfrente del shopping asi que tampoco podiamos dejarla colgada.
como algunos me dijeron qeu no les importaba la lluvia, y se negaron a comprar paraguas y caminaban bajo el agua con sus camperas de camping, pensé, ok, caminemos. pero a las dos cuadras la señora rusa me manifestó que tenía miedo de que todos nos enfermáramos y hubo cuórum. amelia, la chica de familia uruguaya andaba en ojotas y con su mochila gigante pues se iba en buquebus a montevideo. ok. fuimos a bar grau, donde charlamos por un rato y claro, como no podíamos caminar, tuve que decirles que para recuperar esas horas perdidas iríamos al colón. se pusieron muy contentos, y cada uno se fue a su casa. tomamos submarino y café con leche, y alfredo estaba chocha porque compró el paraguas a diez pesos y el café costó ocho, un ganga, dijo.