sábado

me duelen los ojos




toda la tarde en la compu editando imagenes
bueno esta es mi favorita porque me recuerda a mi amigo guanaco -o lo que sea-
y yo hicimos relacion en el desierto en salta
me le acerqué gateando y se me quedó mirando, si no hubieran venido unos yanquis a acercarse en la ruta, el no habria desconfiado y se me hubiera venido para ver si estaba muerta, de todas formas mantuvo distancia y asi le saque esta foto

chau amigo
me quedaron varias espinas de nuestra relacion.

es que a veces hay situaciones en la vida que requieren ponerse de rodillas o acostarse por el suelo y rodar hasta llegar al fooco de nuestro cariño -en este caso un guanaco- y esta pasión de humildad surte un efecto mágico

sin duda esta escena en el desierto, rodando por espinas para llegar a hacerme animal con este guanaco me han hecho sentir la humanidad, y mucho más si llega a ser una vicuña

animalito esquivo que se hermana conmigo, solo por vrme indefensa rodando por un mar de espinas y semillas desérticas.

1 comentario:

malen.a dijo...

Me hizo acordar a Gombrowicz!! Le pasa lo mismo con la humanidad cuando se cruza con una vaca: "Su bovinidad sorprendió mi humanidad", y con un montón de escarabajos en las playas de necochea!