viernes

estructurada no es la palabra

no se cuál es, pero lo noto.
no entiendo tanto qué me gusta sino cómo me gusta. el timbre mental que suena no es el del placer, es el del fastidio. una molestia me dice: no me gusta que me inviten a comer y todo esté desorganizado. llegar y tener que acompañar al dueño de casa al a comprar los ingredientes. no me gusta que mis invitados lleguen tarde. no me gusta que cuando llegan los invitados la comida no esté lista.
no me gusta que el momento previo y la sobremesa se extiendan.
me encantaría que los invitados llegaran y se sentaran a comer. llegan con mucha hambre, comen y se van luego de una mínima sobremesa.
ay, no sé. tal vez no sea tan así.
y no me gusta no saber cuál es el menú. es mala señal, señal de que piden pizza.

FUGADA

no estoy segura de si la roomate durmió en casa anoche
ayer llegué a las siete y no la vi. me acosté a las doce y no la vi. por lo tanto, significa que se fue sin pagar? eso sería terrible...
no creo que se atreva a hacerlo.
hoy sin falta le voy a decir que me pague y me de su número de pasaporte
tiene que escribirlo en un cuaderno cuadriculado donde improvisé unas líneas.

AMIGA DE BEN

de Ben Laden. soñé que estaba con Ben Laden en una terraza de las torres gemelas. eran del color de tribunales, canela, con cristales verde agua. había mucha luz y hacía calor. estábamos ahí -ben laden era rubio y adolescente- le decía quiero bajar. él ya es tarde, el edificio se va a partir por la mitad. era como que había puesto la bomba en la mitad del edificio. era sentir la mole y ver el vacío sabiendo que era verdad, el sueño empezó con la imagen del vacío a toda velocidad, lo de ben laden fue un flashback, yo ya me había tirado de la torre.

y nadé en el río paraná
era colorado y m me decía, vamos a nadar en el río paraná, no, decía yo, bueno, está bien, vamos. nos tirábamos y tenía una corriente central muy fuerte que nos llevaba como el subte. después se volvía seco y caminábamos. la tierra era roja.

Cuando tengo pánico en un sueño me veo a mí misma como otra. el tema siempre es que me persigue la policía -por tenencia y/o tráfico mediano de drogas- y me escapo de ellos por el patio de la casa saltando la medianera. en un punto a pesar del miedo me creo re viva estando del otro lado. y me flashea estar en una casa ajena.

2 comentarios:

meki dijo...

"Y no me gusta no saber cuál es el menú. es mala señal, señal de que piden pizza."
Me hiciste reir mucho, mucho, mucho. Totalmente de acuerdo, es así, es tan así nomás.
Te leo siempre sin comentar, pero hoy me dieron ganas.
Un beso, M.

Anónimo dijo...

me descubriste. com pren desh?