lunes

lo único que necesito para tener ganas de escribir, es tener algo más importante que hacer

el problema es:
que lo más importante que hacer, tenga que hacerlo realmente
cuando a veces el documento e prioridades tiene dos o tres prioridades
que no tengo ganas de cumplir, entonces no tengo ganas de nada, y por supuesto no escribo
porque todas las cosas que tengo que hacer, casi casi incluyen la computadora, y porque mi computadora está en mi casa y tengo wi fi, escribo... y el resto del tiempo -qué vergüenza- si no tengo un programa divertido con gente querida, si no miro una película, o cocino algo... me aburro... ... ... no tengo ganas de hacer nada!
vuélvanme a mi rutina, no me gusta el fin de semana, aunque un día lo lleve para descansar, pero quiero volver a la vida normal.
vi da nor mal
soy normal, me digo a mí misma cuando apreto el botón del ascensor para salir a la calle
no corro por la escalera, llena de telgopor resbaladizo, voy por el ascensor, soy normal..