lunes

me da asco

haber hablado del Tampón. pero me hago cargo.

ayer fuimos al malba a ver historia sex.

hicimos la cola, los chicos a la sombra y yo al lado del sol.
qué felicidad estar rodeada de hombres

Pero yo esperaba con impaciencia a Nuestro Hombre en la Habana, el muchacho que tenía las entradas.

pero como mi novio y su amigo son amigos del director, bueno, relajémonos , dijeorn, pero yo quería que llegara el hombre en la habana, que es amigo mío. así que lo llamé por teléfono, y como siempre pasa en estos casos, justo estaba cruzando la avenida saludándome con la mano

qué alivio!


ahí viene nuestro hombre en la habana.


Mi cuñado empezó a quejarse de que el agua tenía gusto a plástico, y ELL dijo que el agua tenía gusto a tuco y me echaba la culpa a mí por tomar del pico.
estábamos en eso cuando entramos y el director de cine nos empezó a contar la película desde el comienzo hasta el final.
espere, nos va a contar toda la película!? le grité yo.
y él pidió perdón, y se re-tiró. Se apagaron las luces y comenzó.

Ccuatro horas después nos fuimos todos contentos

La gente morfaba papitas, coca cola, chicitos, panchos, el salón quedó hecho un asco
eramos un malón angurriento
de nuestra parte, mi cuñado se morfó un nugatón, mi novio una tita, -desesperado acudió, aunque al principio se hizo el que no, el hombre en la habana un jugo de naranja, el amigo del director Nada! y yo pretendía un helado de fredo pero terminé con un miserable shot de vauquita que me lo comi por el camino entonces no pude disfrutarlo en contraste con la multitud morfante, qué bronca

antes de llegar le dije al hombre en la habana, yo traigo agua y vos trae mani
quise decir mani con choc, pero por abreviar me salió el tiro por la culata y el hombre en la habana trajo maní. pero al final fue mejor. cómo morfamos. mi cuñado se comió la mitad del paquete.
mientras, el hombre en la habana dormía.

se durmió los primeros treinta y los últimos treinta minutos de la película.
después del primer intervalo desapareció. creí que no había abandonado el barco pero se había ido a refugiar al fondo, al lado de una viejecita que lo cachó del brazo y no lo largó más por miedo a caerse de la sila.. al final se durmieron juntos acurrucaditos.

me faltó hablar un poco de la película
me gustó mucho excepto la parte en que un viejo lee su carta.
la historia de las dos hermanas con Chaud me encantó. y los paisajes también.

2 comentarios:

Obelix dijo...

una tarde extraordinaria, locotona!

ine dijo...

extra ordinaria sí señor!
el director era un guarango
el hombre en la habana critico scanapieco es inadmisible.