lunes

tiempo que le saco a isabel

Sarlo, aunque su libro es ilegible. al verlo subrayado desde antes me pregunto
cómo será que no se puede recordar nada, nada de lo leído?
esto es falso, incorporé algo, pero al mismo tiempo "nada me suena"


ultimamente mi vida está llena de beatrices.
mi mejor amiga se llama beatriz. me llamó para decirte "te extraño". ah, ella no es sentimental, si me lo dijo asi es porque realmente lo siente.
beatriz también se llama la mamá de El. es rubia de ojos celestes, cordobesa usa alpargatas
blancas de entrecasa y es fanática de la literatura.
beatriz también se llama el personaje de kill bill.

date cuenta de que de 7.30 a 10.30 solo hay tres horas. asi no se puede
y ni siquiera empece con el carriego de borges.

el fin de semana fuimos a miramar.
QUÉ GRUPO.
dos parejas. dos iban a adelante y dos atrás. dos periodistas. una fotógrafa y yo.
dos hombres. dos mujeres: hablamos un montón de los problemas de la vida.

el viaje en auto fue lo mejor. de ida seis horas, de vuelta tan solo cinco.

miramar: la playa me da ganas de estornudar. arena caliente. mar salado.
no vuelvo nunca más.
adiós linda miramar -la ciudad está llena de lolitas, es decir, son niños preadolescentes que vivien enchufados a al tele y a sus facebooks y duermen todo el día. es la ciudad más dulce, en cada ventana y en cada triciclo un abrazo infantil.
no probamos los churros.

jugué al rugby en el jardín.
y también a la paleta. me destaqué . en el rugby intentaba qutarle la pelota al niño,
entiendo que si aprendiera a jugar al tenis sería una tenista espléndida.
por qué. porque al jugar, no pensaría en vencer al contrincante, para mí él no existiría.
el contrincante es solo una molestia al ahora de colocar la pelota donde yo Quiero Colocarla.
la pelota y el espacio donde yo quiero colocarla es lo único importante. en segundo lugar se considerará la técnica del otro para desbaratarla.
-ahí está mi falla, peor no importa, porque la técnica se aprende, pero la pasión del tenista no-

mientras M me tiraba la pelota y cuando se distraía hablando con su amigo
la mirada del hijo d su amigo se dirigía a mí con atenciíon.
qué hacía yo: revoleaba la paleta impaciente como si fuera una espada de samurau y me ponía a correr alrededor del damasco para estirar las piernas. de pronto el patio se convirtió en un
gimnasio.
ni qué decir como chivé.

los niños apenas ven que los querés, pero -sin que se los digas- empiezan a hacerte gestos afectuosos. pero si les decís algo se chivan. aparte está toda la onda natural, de pegar onda con algunos

a otro le preparé panceta para su sandwiche de jamon y queso
con otro bailé
con otro ni me hablé
con otro tuve que parar su oleada de espuma -todos andan en carnaval-

no es neecesario agregar el capítulo ProFatalista. quizás lo desarrolle más tarde.

pd: cambió mucho la forma en que subrayo los libros.
antes era pura linea, alguna frase que resumía una idea importante
de pronto, de tanto sacar libros de la biblioteca y ver comentarios improcedentes me contagié
y ahora aparecen la típicas frases,
!andá a cagar!
nada que ver!
pero mi frase favorita, cuando leo algo con lo que no estoy de acuerdo es NO.
esto es así porque cuando estoy de acuerdo con algo lo único que pongo es un asterisco. aunque también escribo SI.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

cabras rugbiers, cabras tenistas.

ine dijo...

cabras locas
parece el nombre de una banda de rock