sábado

shocks

shock, shots.
dicen que no está bueno empezar por el título que te limita. no lo sé. si sé que estoy de acuerdo en que no poner el título te ofrece una gran apertura. pero si no querés olvidar lo que queres decir, si tenés un nucleo duro que querés seguir, dale para adelante y titulalo.
titular es algo diferente a etiquetar. no me gustan las etiquetas del blog, sé que hay temas que voy tocando y se repiten pero para qué etiquetarlos, no sé.
se puede poner un título e irte abriendo. realmente, si tienes un espíritu libre, verás que nada, ni siqueira un título puede limitarte. los límites sirven para romperlos y así ser más libre que antes de haberte limitado. no querer limitarte, como losh ippies, es un engaño. fijate que titulé shock pero me puse a hablar de otra cosa.
y lo que quería decir, ya casi no tiene sentido, por eso cuando me olvido de lo que quería decir, no me preocupo, siempre vuelve, vuelve. ya que lo que quería decir, no importa, no escribo para decir lo que quiero sino para ejercer libertad, que poner un límite y deformarlo a antojo. anarquía sí, la anarquía es puro control
no son demasiadas contradicciones?
todo es confuso en este punto.

hm.

luchi vio karate kid cuatro o cinco veces, y el hombre araña cuatro o cinco también.
le digo bueno, por qué no cambiamos y ponemos ponyo.
llama juli le digo che luchi vio karate kid cinco vece,s me dice que cuando se empeña con una película la repite, y me doy cuenta de que yo hago lo mismo.
el colmo de los colmos, que también hizo elotro día y yo hago lo misimo es que yo estaba durmiendo y se terminó karate kid, y al rato me despierto y veo que vamos por la mitad de karate kid, o sea que saca la película ve otra, luego mete el cd y adelanta y va repitiendo de a fragmentos, es como una dj de las dos películas que le gustan, yo me despertaba de vez en cuando y atendía el teléfono que sonaba sin parar, y hablaba, en medio de la baba, y pedazos de karate kid y el hombre araña iban sucediendo cada vez... no fue un sueño lo juro.
vimos pedazos de karate kid y del hombre araña durante tres horas ayer, sucediéndose entre sí, muy bueno.

en el trabajo, y en todo, suelo ser rutinaria y muchas veces me bloquero cuando las cosas no están o cuando no pueod hacer algo exacto como quiero. pero en un momento dado, cuando todo es realmente un caos, es decir cuando el orden reinante es el caos, me libero por completo a él y me dejo llevar con placer por ese desorden. yo me someto mucho alordne. si el caos reina, el caos manda y entonces me divierte mucho hacer lo que ocurre, o sea, participar del caos. por ejemplo hoy, tenía que poner a baño maria el chocolate y agregarle harina para hacer un brownie. en vez de ponerlo a baño maria medio que o freía en una sarten -cualquiera- y como me parecio que se podia quemar opté por el baño maria pero como no habia olla, deje la olla con esa fritura de chocolate adentro de un wok al que le eché un chorro de agua. bizarro. y como no tenia recipiente para pesar la harina la metí en una jarra de plástico.

al volver, con calor en bici, me saco toda la ropa hasta que me empieza a dar frio en todo el cuerpo y luego me aplico un shock de calor con la bolsa de agua caliente
necesitamos el shock y el shot adrenalinico
hoy fue el colmo porque parecía de propaganda, paso a un auto por adelante, me toca bocina mal, veo que lo maneja un grupo de pendejos descontracturados tipo de propaganda de celular, y entonces les hago un gesto tipo "qué te pasa", veo por adelante que me hace "fuck you", y lo que ocurre es que el auto se debe poner como en uan cola para poder doblar, me da risa que me haya pasado tan agitado y que ahora deba estar medio frenado en una cola para doblar, me entro a cagar de risa en su cara, lo paso y le hago de vuelta un gesto, tipo cuando haces con la mano ¿qué, qué, qué decís con todos los dedos juntos como un pico de pato," le grito , cagándome de risa, tan apurado y ahora estás en la cola para pasar, y mientras los vuelvo a pasar los miro a la cara y el que conduce es un hipster qeu se empieza a cagar de risa, fijate qué loco, nos reímos juntos.
el ser humano sin duda se contagia de la risa y el que me habia hecho fuck yu se convvertía en mi amigo por un microsegundo.
le mandaba un shock y reaccionaba...

1 comentario:

paula dijo...

este automovilista realmente no tiene límites!