viernes

abandonados del juicio

Ciertas cosas, como la basura, no suelen ser juzgadas. No hay basura buena, basura mala, basura linda, basura fea, solo hay basura.

Lo mismo sucede con "casa abandonada". No estoy segura de que haya una "terrorífica casa abandonada". Tal vez haya una terrorífica casa embrujada, pero no una terrorífica casa abandonada.

No decimos un simpático niño down, o un malcriado niño down, un niño down rubio. Podríamos decir que había un niño rubio con síndrome de down. Pero no un niño down rubio.

No decimos un discapacitado anciano o un joven discapacitado, un discapacitado soltero.

Es como que la basura y su forma de ser basura, o lo abanadonado de una casa o lo down de un niño o lo discapacitado de una persona discapacitada son características que los dominan por completo.

Siempre me daba impresión eso de "una casa abandonada". O cualquier objeto abandonado, al verlo me generaba una inquietud. Sentía que estaba ahí por sí mismo. Solo él. Solo el, solo él! pensaba. Solamente, abandonado. Pero no lograba entender el misterio.
Nos rodeamos de objetos y los usamos, y capaz solo les ponemos adjetivos para poder buscarlos, comprarlos, venderlos, pero el resto del tiempo quién sabe si realmente poseen características que nos importen. Luego los abandonamos, y ya no los juzgamos. O con niño down, discapacitado o enano, ellos quedan con una característica para el resto de su vida, y nunca cambian. También están un tanto abandonados porque no los revisitamos rubios, solteros, viejos, gordos, avaros, generosos.

Me di cuenta de esto porque ayer quise lavarme los dientes y no encontré el cepillo y agarré el cepillo de invitados, y pensé mi cepillo se debe haber ido al lugar de la cosa no juzgada, (es decir, la basura, me aclaré a mí misma).
La cosa no juzgada. Ahí comprendí que no podemos juzgar a la basura, que ella también está abandonada del juicio.

6 comentarios:

Fernanda Castell dijo...

los recicladores no opinan lo mismo de la basura. en verdad tampoco es una categoría absoluta. nada queda anclado en una adjetivación por suerte! y felicitaciones por tu Gregorio que bien alimentado será ese niño.

inés dijo...

sí, pero para los recicladores la basura no es basura. es carton, material organico o no... yo digo para nosotros, los que pensamos en "basura" y que es lo inservible...lo que esta en el tacho de basura, qué adjetivo le pondrías?? a mi no se me ocurre ninguno!

Fernanda Castell dijo...

con un adjetivo no alcanza. en definitiva una bolsa de basura es una bolsa de desapego. decisiones que se toman bah eso creo yo a esta hora

Anónimo dijo...

Me gustó leerlo y me dejó pensando.
Mercedes.

inés dijo...

me alegro! a mi me hizo pensar también!

Graciana Méndez dijo...

Cuando vivía en México tenía que separar en orgánico e inorgánico y me daba mucha felicidad. Tenía preguntas recurrentes sobre el devenir orgánico o inorgánico. Cuando iba a Bs As era como que no entendía las mezclas en los tachos. Acá en Brasil separamos reciclable y lixo normal, no me gusta nada desperdiciar lo orgánico con las otras cosas. Ahora mi pregunta se orienta hacia los devenires reciclables, qué es reciclable? debo tirarlo limpio? la comida que no quiero la pongo ahí en una bolsa bien cerrada.