martes

cosas que pasan

yo casi casi pasé con poncho por una casa de zapatos que se llama claude bernard, dode florencia de la ve compra sus zapatos,


fuimos con poncho por la nueve de julio, después del colon comienza el bulevar
llegamos hasta santa fe y qusimos mirar vidrieras
comenzando a ver perros de raza
pero poncho se asustó y rumbeó por talcahuano hacia el norte
vimos zapatos en mishka
y dimos la vuelta hasta llegar de nuevo a cerrito
y de ahi, más perros de raza, pero de raza raza, y volvimor por el bulevar
fue un paseo de 55 minutos
tener un perro es la excusa perfecta para caminar
a quién voy a pasear después?
la verdad, pasear un perro tiene un tanto de stress, pero qué relajado se siente uno.