lunes

efectos que la vanguardia produce

fastidio: sus exabruptos majaderos, chacotones... la vanguardia martinfierrista tiene el tono del porteño canchero. juegos de palabras que no son juegos son jugarretas. sandeces genuinas, pero sandeces chambónes, todo tan Zángano. tan Zopenco.
luego, hay otras vanguardias, pero en todas ese tic molesto, ese zumbido.


si pensamos por ejemplo -como dice la doctora manzoni- que la literatura ya se preocupaba desde antes por el inconciente, por lo oscuro, lo irracional, y que la vanguardia lo hace de nuevo, pero... por qué de un modo festivo, por qué es alegre la vanguardia?

no será más alegre la vanguardia latina que la vanguardia europea?
quizás sea demasiado obvio, pero no por obvio menos cierto...
siempre burlesca, chacotona, la vanguardia nos sigue incomodando.
después de todo, no es fácil elaborarla, no!

nota: el fastidio se refiere a literatura no a artes plásticas.
es como que la referencia la mata a la vanguardia que sigue atada a ella. o dados o nada para la literatura.