jueves

por fin la locura ha rendido sus frutos/ Borgesinho/Trilce

ahora que le di la oportunidad de desatarse y lograr su caprichito, ha llegado el momento
!el gran momento!

del día. puedo poner el volumen a fondo y aturdirme con una canción, the more you ignore me the closer I get-, mientras escribo que a veces encuentra su caprichito la ocasión de buscar palabritas...



poema xi de trilce,

Escapo de una finta, peluza a peluza
Un proyectil que no sé dónde irá a caer.
Incertidumbre. Tramonto. Cervical coyuntura


el diccionario registra -me mata el quizá-

finta 1.

(Quizá del port. finta).

1. f. Tributo que se pagaba al príncipe, de los frutos de la hacienda de cada súbdito, en caso de grave necesidad.


finta2.

(Del it. finta, ficción).

1. f. Ademán o amago que se hace con intención de engañar a alguien.
2. f. Esgr. Amago de golpe para tocar con otro. Se hace para engañar al contrario, que acude a parar el primer golpe.


Evaristo Carriego, Capítulo VII Las inscripciones de carro

ATENTI cómo miró el diccionario nuestro apasionado borgesinho:

Implican drama, están en la circulación de la realidad, corresponden a frecuencias de la emoción, son como del destino, siempre. Son ademanes perdurados por la escritura, son un afirmación incesante. Su alusividad es la del conversador orillero que no puede ser directo narrador o razonador y que se complace en discontinuidades, en generalidades, en fintas: sinuosas como el corte.


Silvia Molloy en las letras de borges propone una inmersión en la inquietud y el vaivén -como aracadio para Palés-; en las variaciones y se despacha así:

este trabajo querría (...) observar, a partir de estos primeros ejercicios narrativos, una práctica de máscaras, práctica que pasa del nivel intimista, casi regionalista, de una primera biografía, (Evaristo Carriego) a la festividad carnavalesca, claramente exótica, de las "biografías infames", para instalarse luego (...) en un múltiples enmascaramiento textual, en la organización de las "fintas graduales".

Fintas graduales entre comillas siempre me produjo curiosidad, me la sigue produciendo, como si el concepto hubiera existido desde hacía tiempo. la idea de fintas graduales no se repite completa, se habla solo de fintas un poco más adelante.

Letra que pregunta, que contesta, que vuelve a preguntar, sin llegar nunca a la respuesta fija, letra que sabe que es tautológica, que es finta....

desde ese momento la palabra finta ha deerrapado desde el texto de molloy a otros rumbos

Aparece en el capítulo V de Sarlo, borges el escritor en las orillas, también la usa alan pauls en una nota sobre caparrós, y algunos críticos ignotos más en internet.

En muchos casos no es central, aparece como un adorno, metida en un contexto que la explica
Es que se pretende ayudar al lector a evitar el esfuerzo de descifrar la mágica palabra, así, llenándola de un contexto que la explica la palabra finta es asimilada por nuestro cerebro de una manera vaga, sin usar otro el diccionario que la mente.
actitud que la va deformando hasta transformarla en un lugar común.
otra vez la teoría de la relevancia viene a arruinar la vida literaria de la mente.

en resumen, algo nos quedó borgesinho, de trilce...

1 comentario:

paz levinson dijo...

hay una letra de garamona que se llama "Fintas": "ya sé / hay fintas en la pista donde vos/ patinabas..."