miércoles

la polera negra

el otro día alguien se olvidó una polera negra. fue una comida de amigas. cinco amigas, un amigo. yo incluida, pero la polera no es mía. tendencias de la conversación, a medida que los invitados se fueron yendo, fueron transformandose. primero giró en torno a lo genital, específicamente femenino, como si la mayoría femenina... prefiero no continuar. luego, el novio de una de las chicas llegó a buscarla en un torino verde. se fueron tres. la chica del chico del torino, la venezolana que comió bananas fritas en un snack que apareció, la amiga que se dejó crecer el pelo y le queda espléndido. quedamos nosotros, en una investigación apasionante: la primera persona del plural, es usada o no en ensayos literarios?
ya que varios profesores habían brindado admoniciones respecto al tema, considerando que algunas monografías no eran de nivel universitario debido a la incorrecta expresión de la impersonalidad.
luego de revisar la raquítica sección no ficcional de la biblioteca, llegamos a algunas concluiones. personas que usan la primera persona del plural: piglia, viñas, sarlo, tehran, entre otros. personas que no: sajones y daniel link.
en conclusión, pensamos que la primera persona del plural se tolera en un ensyo, pero no en una monografía, qeu debe adoptar otras formas, específicamente el se impersonal o las frases pasivas... aunque no quedó del todo claro por qué, llegamos a la coclusión de que era una simple convención, que la primera plural es una forma anquilosada que implica cierta personalidad sobre un tema, personalidad a la que una simple monografía no puede aspirar...
después de esto, seguimos comiendo chocolate y rumiando nuestras disquisiciones hasta que todos se fueron, inspirados por el amigo que lava su pelo con manzanilla con fines obvios...

y hete aquí que alguien se olvidó una polera negra.

yo la vi e inmediatamente sentí rechazo por ella.
es que no se la habían olvidado. la habían abandonado.

no puedo quererla, no es querida ella misma. si hubiera habido algún acto humano entre ella y yo, podría haberla adoptado o bien mandadno por mail un anuncio: alguien se olvidó una polera negra. pero yo no envié el anuncio porque era obvio que ella no quería ser recuperada. porque una polera negra es como una media vieja. nadie la quiere , incluso podría agregar que es de lana con ingrediente sintético.
por lo cual, ella es un objeto que ha quedado liberado de la cadena humana, es una materia no usable ya...
el hecho de ser sintética o el hecho de haber sido abandonada? las dos cosas.

poncho es diferente. lo han abandonado a medias, porque lo han abandonado a nuestro cuidado. ahora debo irme porque escucho que está descompuesto.

5 comentarios:

myrna minkoff dijo...

esos síntomas de poncho me hacen pensar que le haría bien un remedio homeopático. Pero antes necesita un diagnóstico: parásitos? mala dieta? efectos de un trauma psicológico? Si, no se rían, gandules, los perros también tienen psique. Algunos, más que muchos humanos.
Si querés te digo más sobre homeópatas veterinarios, que son muy buenos y curan sin drogas nefastas y caras.

ine dijo...

sí, es lo que necesita.
si tenés alguno por favor recomendamelo porque el perro no mejora.

este perro realmente tiene una psique increíble
ayer cuando lo bañamos se sacudía y m lo destejaba y m le dijo, sacudite otra vez, y el lo hizo, y cada vez que se lo decía lo hacía, increíble.

y ayer cuand nos pusimos a hablar de que no había comido nada, de que no había tocado el plato, se acercó al plato y empezó a comer... !!!

myrna minkoff dijo...

bueno, te recomiendo tres.
1. Horacio de Medio 4582 2235 y 4786 0726.
2. Mónica Perinot 4572 8645
3. Carolina Gonzalez Gomez 4813 0836 y 15 4039 3376

1. no va a domicilio
2. sí va y es tal vez la que más te recomiendo
3. no se si va a domicilio

Los tres son muy buenos, docentes en la AMHA, muy buena gente y con mucha experiencia. Lo van a curar seguro en poco tiempo, vas a ver.
Deciles que sos amiga mía.

ine dijo...

muchas gracias!

perrito chippy dijo...

Yo fui a Horacio por una carie canina y se las ingenio para tactearme el recto, me dolio mucho!
gua! gua!