lunes

la abuela de una amiga

murió a los noventa y cinco años.
sentadas en el café del lector, dice
-la muerte debería llegarnos así después de vivir hasta el último pedacito
-sí, sí.

atrás nuestro se sientna dos personas nuevas.
una mujer habla continuamente. es un poco cheta pero vestida rotosamente, digamos con ropa deportiva, bronceada, pelo no tan cuidado... un tanto masculina.

-el dice que en el confesionario es el único lugar -el único- donde se siente él mismo.
-bs bsbs -responde una voz femenina muy bajita-
-a esta chica le haría muy bien entrar en el colegio. en el colegio, en el colegio.
-bsbsbsbs
-me encontré con fulana en misa de once.
-...
-papá está muy mal, quiero hacerlo ver. se olvida las cosas. esto si tiene un tratamiento debe tratarse. le dije que ponga el consultorio en casa. así se ahorra la secretaria...
-....
y a ultimo momento
-te pido un sandwich? jamon queso y tomate. a vos te gusta con tomate.
-....
-moza, sin tomate puede ser
-es qeu ya está marchadno para que no se enfríe el café.

minutos

-moza, puede ser una jarrita de leche
-sí, cómo no.

cómo la tiene a la moza....

al rato nos levantamos y me doy vuelta para ver a la señora calladita...
era un cura. con sotana, claro.