lunes

el fin de semana

siempre creíamos que no había nada para comer, y yo decía no tengo ganas de cocinar, pero después decíamos, a ver, qué podemos hacer, y un día comimos milanesas de soja del freezer con ensalada de zanahoria y atun y arroz y fideos con cebolla y crema que habian sobrado, otro dia polenta con queso y pedazos de pollo del freezer y croquetas de arroz que quedaban.
de postre duraznos de lata y con los duraznos que sobraron hicimos una torta y se los pusimos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

a lo que quedaba de polenta me lo comi yo...jajaja estaba re rica.

inés dijo...

;)