jueves

siempre igual

me levanto temprana reconciliandome con el mundo y después llego al trabajo y la jefa siempre me critica, llega la noche y pienso dios mio, en qué me metíi, luego duermo y me despierto así

ayer até la bicicleta en un poste, como siempre, enfrente del dojo, y casi casi como siempre la bici se queria caer, muchas veeces la dejé caer, y tipo el muchahcho que cuida el local de ropa cheeky o grisino o mimino me mira como estás loca, se te cayó la bicicleta, le digo dejala, lo que tenga que caer que caiga, y ayer casi casi se cae, pero hice el intento de que no se cayera y no se cayó y pense esto es dificil de hacer que no se caiga, y hay cosas que son difíciles de hacer porque hay cosas que son difíciles de hacer. y en ese momento toqué el timbre y me abrieron y me costó concentrarme en la clase porqeu venía de un día laboral complejo.
no me gusta que el mundo laboral entre en mi vida tnato tiempo después del trabajo
antes me divertia hablando de mis alumnos, como decia no eran clientes ni jefes. claro veo que antes no tenia jefes y ahora si, chauci

hoy me voy a hacer la libreta sanitaria

poco a poco la vida se encamina
o se desencamina bueno, siempre un poco y un poco no?

3 comentarios:

Rupert dijo...

la bici a mi se me caía porque esa era mi personalidad, ahora creo que se me caería menos.

Ni mejor ni peor.

sofia dijo...

A mi la bici se me caia y la mande a engrasar y ajustar antes de ayer y ahora soy mucho mas feliz.

inés dijo...

es verdad, en el futuro seguro se me caerá menos... ruperto tenés razón.
y me gustaría ajustarle más los frenos a la bici!
qué felicidad!