lunes

dos

puse la pava en el fuego para hacer un té
pero me fui y no sé qué pasó
después martín la apagó
y volví y quise hacer el té
entonces puse dos saquitos
uno de cedrón y otro multihierbas en las tazas
puse el agua pero estaba tibia yno arrancaba el té
entonces volqué el gua de las tazas en la pava para calentarla otra vez
y un saquito se cayó adentro
y prendí el fuego para calentar ese agua
que ya era una mezcla de té tibios
el fuego tomó el saquito
el fuego quemó el papel
y empezó a subir por el hilo
como un reguero de pólvora pensé
cuando llegue adentro de la pava, necesariamente
se va a apagar pero tampoco da
que sirva el té en un saco chamuscado
hay qeu apagarlo claro yo quería
ver el fuego pasar como reguero
y en espejo por la pava
pero lo apagué le eché un poco de agua
algo de ese agua cayó adentro de la otra
y se fue a mezclar
con ceniza la infusión
después rogando rogando
qeu no sea el de cedrón que sea el mío
que no sea el té de cedrón de mi marido!
sería pocoo estético
y por suerte era el mío

acá está m, en el sofá, tocando la guitarra eléctrica
adiós amor mío, no me extrañes
me voy a la reserva ecológica a dar la vuelta puerta a puerta
no te extrañaré amor mío, nos vemos más tarde,
al darle un beso justo justo doy un paso atrás
 y cuando giro con el pie
me llevo con el tobillo el cable
lo desenchufé de la guitarra!
no me extrañes, ya vuelvo...