viernes

entre un gnomo y un hipopótamo

entre otras cosas, esa fue mi vida estos días. y yo que creía que mi vida era aburrida, que nunca me pasaba nada. no es cierto. por un lado vivo con un hipopótamo, por otro lado debo enfrentarme a un gnomo.

lo del hipopótamo por ahora no es seguro desarrollarlo.

lo del gnomo...
hoy me desperté contenta, y me acordé de ella, es una chica. no puedo decir su nombre real, y no es que se parezca a un gnomo, es una chica linda. el tipo de belleza que usa un perfume "bueno" pero lo elige mal. tiene nombre de gnomo. un nombre nasal y diminutivo. solo la vi dos veces. la primera vez tenía una pollera blanca y negra. la segunda vez no quiso comer el brownie que le convidé. me contó que sus primas son deformes y que por eso ella es hija única. ella es un milagro en de la naturaleza. exactamente como un gnomo.

lo hizo para darte lástima, dijo una amiga y es verdad. !como un gnomo!

el trabajo que me ofreció y que le cobré mal: escribir una tesis sobre hotelería para así recibirse por fin. escribí "proyecto para un hotel en...." 60 páginas incluido el anexo.

la pregunta ¿cómo se atrevió el gnomo a pedirme -a mí- que haga esto, y ella ir a ver a su profesora con el trabajo que escribí yo, cómo me atreví yo a aceptar? la razón es múltiple. lo peor ya está hecho. la tesis es brillante.

en resumen, solo me queda por cobrar una pequeña parte. la gnomo me anda queriendo estafar para que la ayude a dar los últimos detalles...

ha llegado el momento de ponerme firme y decir NO. doy por terminada esta tesis, señorita. punto final.

esta mañana me desperté y terminamos el padrino II. este estilo es el que debo tener.
necesito fuerza y determinación.