viernes

antes que nada, -platero y yo-

mientras preparo la clase de hoy dejo de ser la profesora y paso a alumna,
me entusiasma que vayamos a ver la muestra de andy warhol...
ya voy a pensar en alguna otra salida a un museo.

l ultima actividad loca que hice con los alumnos fue...
la saqué de un libro de juegos español, les di un parrafo de platero y yo y les dije que
lo transformaran todo usando los antonimos


Platero es grande, pelado, áspero; tan duro por dentro , que se diría todo de piedra, que no lleva huesos. Sólo los espejos de perlas de sus ojos son blandos cual dos escarabajos de nube.
Lo dejo atado y se va al prado, y choca con dureza con su hocico, destruypendolas las florecillas negras, rosas y azules ... Lo llamo con maldad: "¿Platero?", y se va con un galopópn triste que parece que llora, en no sé qué cascabeleo ideal...
No come nada. Odia las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas verdes; los higos morados, con su opaca gota de sal...
Es apático y frío como un viejo, una vieja, ; pero débil y sensible por fuera, como de nube... Cuando paseo sobre él, los domingos, por las avenidas del centro, los peatones, vestidos de sucio y apurados , lo ignoran :
— Tiene nieve...
Tiene nieve. Nieve y oro de sol, al mismo tiempo.