domingo

¿tiene que pasar un año

para poder contar una cosa así?

ahora que terminé la facultad, ya no hay deadlines ni cuatrimestres y el tiempo pasa mucho más rápido.
todo se mide por años.
2009 terminé de cursar, 2010 me recibí. 2011

si tengo que resumir 2010 y la bicicleta diría


texturas

1- telgopor

se debe a que aprendí a pasar por arriba de cualquier cosa.
en la avenida las heras, llegando a billinghurst un honda civic plateado me cierra el paso, acercándose al cordón. no lo suficiente como para dejarme pasar excepto por una caja grande de telgopor: clase media, inflación, electrodomésticos, se puede medir por la cantidad de telgopor. vapor. sopor. y lo es de liviano, pero hizo un ruido considerable que asustó a los que manejaban el civic -ya que determinados hombres que se mueven de copilotos compinches, diría... no lo sé. diría que el que no maneja no debe opinar ni siquiera negativamente acerca de los que hacen alguna locura alrededor del auto.
crack, crack crack, la bicicleta trepa como un tractor o topadora -desestabilizante. arriba de la cajota del telgopor y destruye y revolea a su paso miles de gotas de telgopor, te vas a matar! grita el compinche del honda civic, pero querido, estás deseando en vano si pensás que me puede matar un pedazo de telgopor...

2- madera como la que está de moda ahora, de cajón de fruta
hay un nombre para esas plataformas de madera -si van a proa ven la escalera y ven que es como madera aglomerada pero también hay estas plataformas como de barco de madera clara y flexible igual que la de cajón de frutas, y en ella se suele aplicar cualquier tintura para rotularlas, en azul o rojo. me dijeron que hubo mucho de eso en arte ba el año pasado.
igual no hablo de eso. hablo de unos "andamios" de madera roja y blanca que se ponen alrededor de un pozo en la calle, para que nadie se caiga.
dar vuelta la esquina y ver el andamio, pero ver que ese andamio no cubre el pozo y tener que esquivar un gran pozo y un peatón, rozar el andamio con los nudillos y al minuto ver: sangre.


3- arpillera
esta fue la más intensa, porque la arpillera es una textura qeu me trae recuerdos.
antes era de tela, y se usaba para limpiarse los pies, en mi casa,
pero ni yo llegué a verla, yo siempre la vi como de plástico blanco y ya no servía en esa función porque limpiarse los pies en esa arpillera llenaba todo de tierra que vuela y no absorve nada, claro. pero la seguían usando para limpiarse el barro al entrar.
es una bolsa de papas en la que se juega al embolsado en los cumples, o sea, ir saltando adentro de la bolsa de arpillera hasta un lugar y volver.
cuántos cartoneros me esquivaron a mí, a cuántos yo esquivé, o en corrientes pasando pueyrredón ver lo alucinante de cuarenta mil cartones perfectamente ordenados y aglomerados en un camión gigante...
esquivé a este cartonero, pero con el puño pude sentir la arpillera gris TRACT, y el placer de sentir que pasaste raspando


hoy rompí la puerta de vidrio de la entrada de mi casa con la bicicleta.

1 comentario:

Belén dijo...

Hola Inés! Cómo estás? Quería mandarte un mail pero no lo logré, no soy muy adepta a los blogs, me resultó laberíntico.
Te quería felicitar por tu libro, antes de leerlo eras una completa desconocida para mí. Lo leí al menos tres veces entero, las últimas descostillándome de risa.
Gracias! Sos fuerte y valiente, es cierto!
besos

Belén
belensonzogni@gmail.com