viernes

el viaje más flashero

no sé lo que hago, sé lo que debería hacer, o quizás no.
quizas pienso que debería hacer demasiadas cosas y no es cierto. solo poner todo en una bolsa.
o debería recostarme en la cama y no hacer nada?

por eso puse música. porque escucharla me calma, es hacer algo muy mínimo, bastante poco invasivo, excepto que al vecino no le guste
no intervienen las manos en esto

hice muchas cosas, ayer y hoy en este día nublado
cómo decirlo?
si lo enumero según su utilidad, no es lo mismo, porque yo ordené las sábanas.
sin embargo quiero decir que ordené las fundas de las almohadas, y para que quedaran perfectas, las doblé a todas de la misma manera, comenzando por doblararla en dos a lo largo y luego plegándolas,

saber hacer algo con las manos, aprender a atarse los cordones, o a doblar una sábana de elastico -me enseñó la madre de una amiga-
es una gran cosa.
todos deberían saber hacer algo, por más inútiles que sean con las manos.
los hombres de otras culturas saben planchar. y aquí no. debe saberse cambiar una bombita, planchar, cocinar, coser un botón... antes en la escuela enseñaban pero ahora no sé si las chicas y chicos aprenden alguna manualidad en la escuela...


clasifiqué la ropa
una pila de ropa muy grande espera una limpieza en seco -qué presupuesto--debo enviar un mail a un amigo buscando trabajo para poder pagar todo esto-
además de costura, botones, planchar.

-otra espera un paso por la costurera a ver si la achica

-otra es para dar

y si no lo hago, si no la reparto en sus bolsas correspondientes, no voy adejar correctamente preparada la cama de huéspedes donde va a dormir eve por un mes


por eso hoy es mi ultimo dia de soledad. yo no paso la mañana sola en casa, nunca porque estoy en el trabajo, y m sí, todos los días disfruta de la casa a la mañana, m se fue a catamarca, y yo paso hoy la mañana y el mediodia sola en casa, pero cuadno llegue mi amiga no tendré soledad, aunque será muy divertido porque vamos a vivir unos días solas, como si tuvieramos dieciseis y diecisite años, comiendo ensalada de frutas y viendo peliculas.

pero ayer, estaba en pedo a las dos y media de la mañana y tenía que volver en bici a casa, me dice p, estás bien para andar en bici -ajaja con unos tacos tremendos porque lau me regaló un par de zapatos, cambiate los zapatos, cuales traias puestos, me dice, y pero le digo la bolsa, los que yo traía puestos también tienen tacos, además llevo casco, y el viaje desde palermo en pedo y fumada porque la luz se ve de otra manera, estuvo muy bueno y se me hizo corto corto, eso sí, llego y me veo los nudillos despellejados, con qué me habré golpeado, no lo sé, lo que sí que ese fue el viaje en bicicleta más flashero de mi vida, estaba sola en la calle. sola sola sola no, con la luna y las nubes, !loco!