lunes

en un momento de la noche, cambiamos de silla, yo me quedé sentada en la silla, eve en el piso se apoyó en mi silla, y martín en unos almohadones dle otro lado, en un momento le digo a m, vení, y se puso al lado mío y yo le acariciaba la cabeza, y eve estaba adelante mío te juro que en ese momento pensé, soy ama y señora de mi mejor amiga y marido....!
qué poco duró, y cuando más tarde eve me quiso hacer un cariñito, me puse de mal humor. sigu sin gustarme que me hagan cariñitos evidentemente. como cuando viene un perro y te lame, muchas veces no te gusta...no sé.