domingo

hoy mi cuerpo despertó

con ganas de ordenar, pero qué son las ganas, las ganas no son nada digo que "despertó con ganas de ordenar" porque quise buscar una revista y no la encontré y como no la encontré, para buscarla ordené el revistero y después bueno hice cosas que no se pueden creer

después de ordenar el revistero tiré a la basura cinco kilos de revistas -lo pesé- medio ambiente, allá va un poco de devolución

desayuné kiwi banana, tostada de centeno con manteca el pan más rico del mundo- y media banana con leche y media naranja,
seguí tomando mate y puse a lavar la ropa

rellené algunos tarros con productos de limpieza y renové las esponjas -puse cif y saca manchas en los tarros y enjuagué los tarros

ya se sabe que enjuagar los tarros de limpieza eleva la calidad moral del domingo
el otro día compré cinco litros de cif.

haciendo esto pude ver que me faltan el producto multiuso y guantes para limpiar el horno también antigrasa
y más producto para limpiar el horno y  jabón de la ropa y esponja de plástico y odex

puse en lavandina la bolsa de arpillera de plástico, la rejilla y una toalla blanca

después saqué a la basura los reciclables que venia amontonando plásticos y cartones me vino bien la bolsa del carro boliviano vieja porque me compré uan nueva y puse los cartones y botellas adentro de la bolsa boliviana

limpié el tacho de basura y le puse una bolsa nueva

y ahora voy a encarar un orden de algunos cajones lleno de harina que es donde guardo envases de papel para la fritura

también la jabonera del baño qeu siempre escapa a la limpieza general
y las jaboneras y azulejos de la ducha

y por fin, voy a ordenar un poco más la ropa y sacar definitivamente las cosas de verano para descubrir al fin que este invierno no tengo qué ponerme

pero lo mejor de todo es que mientras hago esto se derrite la cera de depilar

y luego de depilarme es posible que me dé uan ducha y ya completamente organizado el cuerpo y el espacio me decida por fin a ordenar los papeluchos

para luego ir al supermercado y comprar los productos de limpieza

y después de que todo esté ordenado por ahí salgo a moverlo
sí, a correr un rato por puerto madero

porque todo lo que hice parece que fue hecho para que, mientras lo hago, pueda digerir el tremendo desayuno.