viernes

oh dios

no me gusta decir esto porque no está en mí, pero ... por momentos, cómo odio la gente pelotuda... aveces no podemos pelearnos, tirarles un cenicero por la cabeza un cenicero por decir, pero bueno lo que tengamos a mano a veces ni siquiera los conocemos en persona ni un codazo le podemos dar... a veces debemos negociar con elios. se quema la cebolla torpedos de papa, cebolla y queso cheddar uffff. muy muy ricos