jueves

todo iba bien

hasta que se quemaron los sticky buns... oh dios... no puedo más qué hacer? era una masa divina, adherente pero no pegajosa a la que luego la cubri de canela y azucar y la enrrollé y corté en rollos divinos... y los puse en una placa con baño de azucar y creo que el horno estaba demasiado fuerte y el baño de azucar se quemo oh, oh... los hubiera horneado y puesto glaseado blanco, pero no no, yo quería sticky buns...