jueves

marchando los panes y yéndome

por suerte ya había planchado mi traje
se pinchó la goma
y la encargada amenazaba con dejarme sin vacaciones
qué guachada!
pero logré solucionarlo todo

mucho stress
hasta que agarré la bici y me di una buena dosis de adrenalina

gracias querida adrenalina