domingo

una telepatía buena

leyendo telepatía, de paula peyseré

EXCELENTE!


Pensé que estaba en un lugar pero estaba en las nubes

Pensé que estaba en un lugar pero estaba en las nubes
Pensé que estaba en un lugar pero estaba en las nubes.
Pensé que vos y yo,
las palabras sin ellas nos entendernos,
nos imaginar.
Pensé que quizá otro día venga a decir que es nuestro
o que si vos decir hacia mí,
yo devolver los jeans rotos a ti…
¡A mí no me entran!
A mí no me sirven fuera de tu placar.
Y los tejidos se bordan con palabras de trotraer,
así yo pensé.



Pero tá,
no era la casa entonces la de morar
si yo creo que la puerta se abre cuando en realidad
es que la persiana está rota y suena roto en caída libre
el rollo de la persiana sobre mi nariz.

Parece
que de la nariz me lleva un broche,
me lleva por la nariz y por eso
me veo obligada a ir y volver. Está bien, qué sé yo,
no se me ocurre cabal una vida distinta que la de ir y volver.
Revuelvo la ropa que sin el uso
destiñe o percude y el olor permanece.


Yo pensar y decir
y vos decir y hacer
y yo copiar y dejar
y para quedarme,
salir.

Como no puedo pronunciar las palabras de tu cabeza hacia mí, pongo otras.
Poner y sacar, poner y meter
me aleja de mí.


Pensé que estaba en un lugar pero estaba en las nubes.
Los vértices de momento
eterno no es preferible.
Habito el lugar de la nube y despejo, veo
se repite un chiste en el aire:

un loto con una chica arriba.
Una telepatía buena.