viernes

hay que enjuagar las cubeteras de vez en cuando...

alguna vez lo pensaste? que las cubeteras también se ensucian, y la suciedad de una cubetera, si te ponés a reflexionar medio minuto, es lo más sucio que podría existir en el mundo. esa suciedad solvente y traicionera que se quedó ahí con la idea fija de zambullirse en tu vaso de pepsi, fernet, y por qué no un sabroso tereré...

ayer estuvo increíble, que vino aki con una valija y le quise desocupar un placard que estaba todo lleno de mierdas varias, y como la urgencia manda, usando una escalera, mandé las fotocopias de la facultad a un placar que está como a tres metros del suelo, también puse en una valija un montón de ropa de invierno y la mandé a tres metros y me decidí a darle salida a cuarenta mil boludeces que todvía andaban dando vueltas...
por qué no donamos todo y nos quedamos todos en pelotas digo yo...

en medio de todo lle´go eve y le dije que me ayudara pasándome la alfombra para ponerla a tres metros también pero se puso a conversar con aki y lo tuve que hacer sola eso si, me subí por la escalera al revés -como es posible- y teniendome que bancar la atención de eve tipo note caigas, que es fastidioso sentís que atras tuyo alguien esta´mirandote y esperanado que te caigas de cabeza al suelo y al cerrar la escalera para guardarla me agarré los dedos, ok
lo loco de todo es que la escalera es nueva por fin y de madera y muy linda, y queda tan bien y por pura desidia, quedó en el cuarto de luchi y a la noche, luchi tiene mucha ropa sobre su cama, y casi casi que le cuelgo la ropa en la escalera pero pense no si se la cuelgo, chau, la escalera no se va más de acá...

ayer en karate, otra vez con dos compañeros que no conocía, llegué tarde y en el apuro me olvidé de hacer el saludo, qué papelón, es como que en ese dojo no me hallo me parece... y estoy fuera de mi lugar...por eso me olvidé de hacer el saludo. de todas maneras, durante la clase, hice fuerte como siempre, pero más que nada por dar el ejemplo, cómo el ejemplo? y claro si yo soy cinturón verde, y los demás negro y marrón, entonces si yo hago fuerte, ellos tendrían que hacer más fuerte que yo y así si yo hago fuerte, voy empujando el nivel de la clase para arriba...
de todas maneras, siento qeu en este dojo no paro de hacer papelones, y debe ser porque me parece que ha trascendido mi enfrentamiento con jeanette, -sé que es pura paranoia pero déjenme déjenme de verdadddd- y me da verguenza hacer papelones porque va a parecer que mi sensei me enseña cualquier cosa, no? el otro día, en la misma línea de motivar al grupo, nos hicieron correr con el compañero a caballito y verdad verdadera, algunos estaban que no daban más, entonces traté de animarlo, y le dije, vamos gordo!, pero gordo de manera simpática pero bueno maru una compañera que es profesora de inglés me dijo que no podía decir eso, y bueno tenía un poco de razón...de todas maneras en resumen total, y para detonar la idea central de toda esta experiencia de verano, como dice en una nota sobre karate fabián casas dijo que el sensei inoue le dijo a un alumno por qué sufre, por qué tiene esa cara, el karate es para ser feliz o algo así no sé si le dijo para divertirse, también el senpai monzón dijo un día para motivar el gurpo a divertirse! y también me acuerdo mucho de la risa del sensei morikone que es como un cómico total, por eso el espíritu, gracias a las endorfinas es de goce y citando también a gombrowicz en una de sus cartas a gómez, está bien tomarse en serio la literatura, lo que no, no hay qeu tomarse en serio a uno mismo, de esa manera todo se vuelve solemne, lo mismo en karate, hay que tomarse en serio la práctica, y todas sus enseñanzas, más no tomarse en serio uno mismo, sino tratar de pasarla bien de verdad...en cuanto a la práctica, yo voy todos los días, excepto que esté enferma o tenga un compromiso, y pongo voluntad y esfuerzo como un caballo que tira un carro gigante y no importa lo que viaje en ese carro, un criminal, cuarenta tarros de leche o un chico que va a la escuela...pongo voluntad cien por ciento incondicional...cerrandoo el balance de enero entonces concluyo que si bien he cometido algunos papelones por estar fuera de mi entorno y si bien he tenido rencillas con una compañera del dojo, y si bien un día llegué al vestuario y una compañera estaba echada en el piso llorando y nunca supe bien qué le pasaba porqeu no me lo pudo contar, aunque sí la pude consolar, mi espíritu ha aportado cierto color y diversión a un paisaje que, de otra manera, no hubiera sido el mismo...