miércoles

panadera

cuando voy por la avenida córdoba me da un vértigo muy grande.
siempre salir de casa e ir al trabajo me dio vértigo. es tipo adónde estoy yendo?
porqeu ir al trabajo es presentarse en sociedad, y hay que estar bien plantado para ir al trabajo.
me acuerdo cuando daba clases, que iba en subte y al salir de casa siempre masticaba un chicle y pensaba soy normal, como que masticar chicle era empezar con algo dulce y claro meterme al subte masticando chicle me parecía que era ser más normal que sin masticar chicle.

después, dejé de trabajar en la oficina, o sea, dejé de dar clases y pasé a la pastelería donde como uso uniforme y remera musculosa puedo ir en bici al trabajo y si chivo no problem, porque me cambio la ropa para trabajar... las dos pastelerías en las que trabajé quedan en la avenida córdoba. la primera entraba a las cinco de la mañana, y siempre iba de noche al trabajo. o sea, por más verano que fuera, nunca era de día cuando entraba. ahora, trabajo en otra, y también voy por la avenida córdoba. hago gran parte del mismo camino que antes pero es de día y eso me desconciertamucho y me hace pensar qeu estoy por completo en otro mundo... por suerte, cuando entrás en la pastelería ya te metés a hacer un montón de cosas y vas viviend el día enérgicamente y así te olvidás pero antes de entrar al trabajo a veces me siento una bocha que podría entrar en cualquier lugar, o viste una vez me pasó que me tuve que mudar de un día para el otro, cambiar de casa, y me sent´un panadero, como esos qeu vuelan estos días, el panadero viene y parece que viene suave, y que lo vas a agarrar, y al menor cambio de corriente de aire sale disparado para cualquier lado, y decís pucha, no venías en esta dirección? y aparte, sube y baja pero nunca sube hasta el techo, siempre decís lo puedo agarrar, y viene bajando y de pronto pum, sube para arriba, decís puta madre, casi casi lo agarro.
es gracioso que hable de un panadero porqeu cuando busqué trabajo a mí me gustaba hacer pan
y quise trabajar donde hicieran pan o sea que yo quisiera ser panadera pero en vez de eso me siento un poco como un panadero.