viernes

escuela granja

el día está dividido, entre una gran calle y una vereda
o por lo menos en mi barrio si medís la vereda y medís  la calle descubrirás que la calle
tiene más espacio que las veredas.
habría que ver... tal vez las veredas en total sean más anchas que la calle. pero no creo que sea así en el microcentro, donde las veredas son tan angostas.
de hecho, sobre la calle perón a la altura de reconquista donde está la iglesia debe ser la vereda más angosta del planeta. esta tiene algo así como tres baldositas. no conozco una vereda tan angosta. quizás haya otra, que está también en una iglesia o convento de la calle independencia entre nueve de julio y salta.

quizás pienso esto porque me levanté cansada y la cara hinchada y no sabía si ir en bici o colectivo al trabajo.
cuando voy en colectivo me siento más civilizada.
no puedo creer que un vehículo me lleve, me parece un lujo total y que el gasto es caro y se justifica, dios me perdone por defender la suba de tarifas.

bueno aparte en el cole puedo ir leyendo. los relatos de carson mc cullers me encantan... siempre que empiezo un libro así y voy a poder leer todos sus relatos incluido reflejos en un ojo dorado y otra novela, me entusiasma mucho poder leer todo de un autor y al mismo tiempo me da lástima que no sea más gordo el libro pero está bien.
pensé en agrupar, de toda mi biblioteca los libros de relatos. en él estarían hebe uhart, carson mc cullers, di benedetto, poe. ah...
uh... lo cual me recuerda que debo escribir una reseña urgentemente.

me desperté de un sueño otra vez de un precipicio
íbamos al cine y teníamos que ver la película desde una cornisa chiquitita y blanca, y lso asientos abajo con eugenia, y yo pensaba cómo bajaremos de esta cornisa hasta los asientos? pero euge no se daba cuenta .

luego en una gran mesa, mirando cómo cortaba carne un cocinero
era la mesa de cocina del almuerzo de los estudiantes de cefyl, de puán sólo que era una escuela granja
el cocinero -que era el encargado de panaderia. estaba criticando a la empleada de limpieza de la facultad, decía sabés cuánto mide esta ventana, y ella debe limpiar solo los cristales, n la pared -por sindicato-, y señalaba y yo decía sí, su trabajo no es nada, cuántos estudiantes habrá que comen en el cefyl, cien a lo sumo? y este relleno de empanadas de carne se hace en dos patadas... y el cocinero: y la empleada siempre me dice cuándo me vas a llevar a chile, cuándo me vas a llevar a chile, ahí mi mirada se fijaba en la carne que iba cortando, yo le digo yo también me quisiera ir a laburar a chile...
y ahí lo interrumpo aparte le digo, esta vaca no cuesta nada porque sale de acá mismo -por eso digo que estábamos en uan escuela granja-

ni en pedo iré al trabajo en bici porque me quedaré tomando mate un rato más