miércoles

por qué será...?

no sé qué bicho o polvillo habrá volado que se me metió y no paro de estornudar. es más hasta pienso que por ahí tengo fiebre. pero no, es el calor.
después de dar vueltas y vueltas por internet, boludeando, mirando cosas, qué sé yo, no encontraba un espacio donde realmente distraerme... qué feo es aburrirse. ojalá fuera curiosa, pero no. o si no, quién aguanta leer por más de un rato sin aburrirse?
envidio a la gente que se puede dedicar a estudiar o estar en la computadora. es tedioso.
pero no sé para qué voy a envidiarlos, si a mí me tocara hacerlo, no me gustaría. pero me gustaría que me gustara.
las actividades intelectuales igual son como la ducha, no querés meterte y luego te terminan gustando... bueno, sí, entrás a esos mundos, ya sea literarios o ya sea de la vida real, siempre que tengas que investigar algo por ejemplo aunque ne sea literatura, y te enajenás del resto de la vida... mucha gente vive enajenada sin problemas, otros están continuamente entrando y saliendo y eso los agota.
para mí ir a practicar karate es mucho de eso, entrar a un mundo y salir de él. y a veces me da vértigo, por ejemplo ahora hace seis días que no practico y mi cuerpo está destruido por el dolor y las aleargias, tengo la firme convicción de que sólo el karate me apartará de todo esto.
por qué será que nuestro espíritu se encuentra en paz en esta postura artística aguerrida y noble?