domingo

el mar siempre estará

me gustaría que fuera de día y tener todas las horas por delantes. horas para organizar la vida y el trabajo para disfrutar de la familia de las amistades, horas para quejarse del calor. pero es de noche y la luz insuficiente no me deja vislumbrar el futuro.
u otros podrian pensar que la oscuridad nos protege del absurdo más allá del otro día. ... pero no soy de las personas que tienen miedo de vivir. me gusta enfrentar los problemas. aunque sean olas y olas que no me dejan llegar a la gran ola y poder surfearla... las olas nos hacen fuertes para llegar a la gran ola con cierta dignidad y confianza en nosotros mismos.
mientras tanto, siempre habrá una gran ola por delante. así es el mar
qué metáfora horrible. no me gusta el mar. pero bueno. es algo que nunca termina.
y nos iremos y permanecerá, sin duda
no crean que el hombre destruirá la tierra. el mar siempre estará.

1 comentario:

María Mercedes Cáceres dijo...


Hermoso texto y a mí me gusta el mar aunque las olas me dan miedo.