sábado

tiembla el cuerpo, late el corazón, late el estómago también. las articulaciones, exceso de electricidad, se van dislocando.
la otra noche soñé que venía una chica de una editorial de poesía del año dos mil y me pedía que escribiera algo, yo la rechazaba violentamente, no, mirá, ahora estoy ocupada, tengo qeu escibir esto para acá, esto para allá, ya cierro el año con estos dos proyectos en los que estoy comprometida, eh, y la articulación de la pierna se me descoyuntaba, ah bueno estoy perdiendo el control, pensaba en el sueño, y me agarraba otro tic en el hombro, era parte de cosas que pasan mientras dormís. pateás o caminás dormido, es como que la energía no cesa.

hoy me espera un día plagado de trabajo
y yo que quería ir a correr...
por ahí voy igual