lunes

dos fes

a riesgo de llegar tarde, debo contar lo que me pasó el otro día...
iba en bicicleta muy temprano el domingo y de pronto sentí que me daban una palmada en el orto, pero qué pasó, pasó un auto de refilón al lado mío, cargado de adolescentes abrios... y uno de ellos era el que, asomándose por la ventanilla, me había ofendido.
yo pensé los voy a alcanzar y les rallo el auto. pero la onda verde estaba a su favor
sin embargo sabía que los vería estacionados por ahí.
en mitad de camino pensé que no podía agredirlos, que eso era solo instinto y debía superarlo. pensé en karate. pero no sentí ganas de superarme. después pensé bueno debo agradecer, podría haberme pisado el auto y no me pisó... en ese momento veo una biblia tirada en el piso y paso de largo... pocas cuadras más, veo el auto en cuestión estacionado en una panchería, paso muy despacio tratando de identificar si alguien me reconocía pero no me vieron estaban entrentenidos comiendo panchos. asi como estaba lentamente como un scanner, así pasé de largo. dos fes se unían.