viernes

estados de ánimo

tengo demasiada memoria. me acuerdo que una vez escribí "ya sé lo que va a ser este blog", y aunque nunca lo dije me refería a la profesión

alejandro zambra en no leer se plantea todo el tiempo ese problema, por un lado, un joven se alegra: qué bueno que me paguen por escribir reseñas... por otro, cuando se convierte en un esritor, ya manifiesta un aburrimiento insoportable: qué fastidio leer cualquier paparruchada parece decir...

cada profesión y actividad requiere una determinada vestimenta.
no hay mucha libertad a partir de eso, de verdad
yo a veces debo cambiarme sí o sí
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
veces por día, incluyendo claro está la ropa de cama

pero es claro que tiene que ver con la personalidad... luchi es igual que yo, somos hermanas parecidísima en ese sentido. luchi llega de un lugar y se cambia inmediatamente, y en medio de la tarde o de la mañana suele cambiarse la remera o el pantalón, y obviamente ese cambio no obecede a cuestiones climáticas... es como entrar en un nuevo estado de ánimo