sábado

estilo también es no tenerlo

dulce imaginación... no la mencioné, pero es una forma de pensar también...
y ahora estoy segura! no es mi imaginación, el teclado está dominado por el pomberito... algunas veces el acento está al lado de la p, y otras al lado de la ñ. qué puedo hacer? no es mi pregunta, porque me cuesta mucho resolver un problema, antes prefiero adaptarme a la situación.

bueno, el caso de ayer fue de colección. tenía puesta una camisa que amo, y que como era verano no la usaba hace tiempo. es clásica y de diseño al mismo tiempo, de clara ibarguren. es una camisa tipo mao pero con cuello pequeño, larga de adelante, camisa tipo japonesa, que termina en forma redonda, y el delantero está conformado por tres cortes. las mangas no son de tela sino de algodón y el puño tiene el mismo ancho que el cuello, o sea, bastante pequeño. la parte trasera es normal, o sea, mucho más corta que la delantera. para dar una idea visual, es como un smoking pero al revés.

primero, me fui a dar una clase, y me puse esa camisa con un jean chupín ayres (que tiene hilos de color violeta), y mi tapado corto bordó al que le coloqué botones dorados y le cambié el forro a beige -igual el color anterior me encantaba, era café con leche- usando ballerinas

después me fui a practicar y como el jean ayres no me dejaba moverme en bicicleta me lo cambié por un pantalón clara ibarguren. este parece replicar la hechura de la camisa, es un pantalón marrón perlado tipo de montar, con cortes de equitación en los muslos y un corte recto en la rodilla, pero no achupinado sino que termina recto con unas hebillas discretas que permitirían ajustarlo. ballerinas negras de calzado.

al volver, iba a comer con eve pero oh, las costuras del pantalón marrón no me dejaban en paz... quizás engordé y me ajusta más que antes... horror!

no había tiempo para cambiar todo el outfit y menos que menos quería sacarme la camisa... quería mostrársela a eve porque no sabía si la había visto alguna vez.
aprovechando que nadie, y tampoco doctor m no me veía y que era de noche, cambié el pantalón por otro bastante extraordinario... es un pantalón que eve me regaló hace ocho años. es un pantalón de tela deportiva -no jogging- sino deportivo tipo rompevientos, no sé cómo se llama esa tela. es color gris oscuro y opaco, con un corte bien al cuerpo, a la cintura, holgado pero entallado en la cadera y tiene apliques de cinta que permiten fruncir las botamangas, y en la cintura se ata con cintas y con un abrojo que ya perdió un poco su capacidad. zapatillas Adidas como calzado...y el mismo tapado bordó...
lo loco de ese pantalón es que fue capaz de soportar la mordida del perro de puerto madero, y a pesar de que el bicho me clavó un colmillazo, el pantalón no se rompió, aunque sí observamos que estaba desgarrado en la rodilla, que fue el lugar donde impacté cuando me caí al piso por la fuerza del golpe que me dio el animal... o sea que mientras el cemento  pudo dañar la tela, el colmillo no... y a pesar de eso, logró perforarme la piel considerablemente! mientras que no recuerdo haberme lastimado la rodilla en absoluto...

hm
sin duda, estar con eve me parece como estar en mi propia casa, claro que si estuviera en mi propia casa no usaría esa ropa, sino un pantalón cualquiera y estaría envuelta por un delantal y una remera bien cualquiera cuya potencial mancha de salsa no represente un perjuicio. o sea, ni en pedo tendría puesta la camisa que provocó ese increíble cambalache. bueno, estilo también es no tenerlo, o ser ecléctico.