domingo

sábanas de categoría

creo que hice todo menos comer tostadas
doblar la ropa como siempre fue más fácil de lo que creía
es que había muchas sábanas y por eso parecía que había más ropa de lo que había
y aunque detesto doblar las sábanas también como, eran tantas no se me hizo pesado porque eran mayorías. a mí no me gusta doblar las sábanas y sé muy bien por qué: dentro de un montonazo de ropa arrugada un par de sábanas representan una minoría, y a mí cuando doblo la ropa me gusta que las categorías estén repletas. muchos calzoncillos, ropa interior femenina, muchas camisas, etc. Incluso, muchos repasados, incluso muchos delantales, etc.. En cambio ayer por suerte sí tenía una gran categoría de sábanas y tanto fue así que aproveché y ordené el estante de las sábanas por completo... y las toallas también.
pensándolo bien aunque la cama del escritorio luzca desordenada cuando hay tanta ropa arrugada, oh me teng que ir