martes

a bruja bruja y media

Tengo una nueva compañera de karate llamada Beatriz, de origen brasileño.
Un día, yo me estaba deshaciendo la trenza frente al espejo y ella me dijo: qué pelo tan largo, querés que te lo corte? Casi se le escapó la propuesta, con un brillo febril en su mirada. Que era la felicidad de arruinar la paciencia de años de esfuerzo esperando que me crezca el pelo, y todo por simple envidia.

Esto me dio la pauta de que era una bruja.

Al poco tiempo supe que su profesión antes de ser ama de casa era la de peluquera,y eso me hizo pensar que su comentario tenía que ver con sus ganas de cortar el pelo. Además, trae un secador de pelo profesional y le seca el pelo y le hace flequillo a las chicas.
Pero ahora que lo pienso, todo eso tal vez sea una artimaña para encubrir lo que me dijo aquella vez.

Hete aqui que ayer accedí y fuimos a tomar un cafe a un lugar que esta atras de un kiosco atendido por japoneses, en la calle junin creo. Un cafè escondido de las miradas de la gente.
No sé cómo me atreví a acompañarla. O tal vez sí.

En el camino, estaba agendando su numero para darle el mail de una linguista que la pueda ayudar a mejorar su horrible pronunciación. Como a toda bruja, en las palabras se le nota la extranjerìa.
Ella me dice: mi nombre verdadero es valkiria, pero nunca lo digo porque es demasiado difícil. (Qué raro la gente que se cambia el nombre, pensé.
Sí, respondí, es difícil, y no se usa mucho, Valkiria son unas hadas no? de la mitología?
Sí, dijo ella, son hadas de la mitología nórdica. Son brujas.

Brujas, lo dijo ella, no yo!
Era como empezar a anunciarme la verdad.


Lo cual me recuerda a beatriz la brujita de saavedra y que tengo que ir a visitarla si o si,

Bueno, así fue que Beatriz reveló su identidad.
Pero además, tenía una valijitacon ruedas y adentro todo tipo de comida y cosas para las mujeres que cuidan a su suegra internada en el hospital. Y quién sabe qué más.

Entonces, al sentarnos a tomar café, decidí poner las cosas como son.
Ella empezó a darme todo tipo de consejos sobre la maternidad y me dijo que las embarazadas están para adentro y en contacto con su bebé, y que en el octavo mes ella sintió que no tenía ganas de hablar con nadie, que la dejaran sola. Casi no creí que eso pudiera ser cierto porque un brasileño sin hablar no debe poder existir. Al final me preguntó qué sentía yo.
Le respondí:
Sabés una cosa, me siento más allá de todo, y de todos, me siento intolerante y que no soporto las cosas de los demás. Por ejemplo, cuando mi amiga me llama para contarme que fulanito llamó o no llamó, le respondo si te llamó andá y si no querés ir no vayas. Estoy embarazada, date cuenta de que esto es una tontería para mí que me cuentes estas cosas, sabés què mejor directamente no me llames para contarme esto. Porque no me interesa.
Beatriz abre los ojos muy grandes. Como buena bruja, es taimada y no suele expresar sus pensamientos, exepto cuando se le escapan.
-No debes decirle eso a tu amiga!
 -No te preocupes, yo tengo confianza con ella.

De aquí, Beatriz, que quede clara la cosa entre nosotras. A bruja, bruja y media.
Conmigo ni contra mí podrás extraer ninguna de tus artimañas. Porque estás en la presencia de alguien que no tiene nada que envidiarte.

13 comentarios:

Nausica dijo...

"...con un brillo febril en su mirada. Esto me dio la pauta de que era una bruja"

Maravilloso. Me faltó el pochoclo. Tenés una forma muy curiosa de ver las cosas!

Besos van

ana dijo...

estas embarazada?
waw

Anónimo dijo...

oh, qué brujicas más malditas!

inés dijo...

ja ja waw lo mismo digo yo, hace cuatro meses y todavía no me acostumbro!

cronista sentimental dijo...

felicitaciones! según mi experiencia, nada de lo que te dijo la bruja es cierto, pero cada una es cada una. yo estoy de 8 meses, me había acostumbrado pero ya me desacostumbre otra vez.

fikoshka dijo...

qué bueno! felicitaciones!

ana dijo...

felicitaciones, me emocioné

Anónimo dijo...

Felicitaciones! ella contaba algo y así como al pasar tira una bomba! como dicen ahora en la tele. Ese niño sí que va a estar bien alimentado, después de la teta va a comer rico y variado.
Y sobre la anécdota de tu compañera, habrá que creer en tus impresiones, nomás.
Mercedes.

Anónimo dijo...

un abrazo, genia.
me encanta cómo lo contaste.

myrna minkoff

inés dijo...

gracias por las felicitaciones! Creo que lo màs divertido es darle de comer a un chico, no? y supongo que si es como yo le gustarà la comida... eso espero!! esto de las historias de las madres no tiene fin...hay demasiadas cosas que pueden pasar o no pasar!!

fernanda castell dijo...

que lindo felicidades!

inés dijo...

por fa fikoshka despuès contame del parto, es tu primer hijo??

b dijo...

felicitaciones, inés!!! qué emoción.