martes

mi barrio

Cuando entraba a mi barrio andando en bicicleta a toda velocidad, doblaba por la avenida Corrientes por talcahuano y casi me incrustraba en la pizzería Banchero. Eso era para mí entrar a mi barrio, un pasadizo con veredas llenas de ratones escondidos, y por el cielo los murciélagos y sus llantitos.
O a veces, caminando desde el subte, estación Uruguay, bajar en Banchero y saborear una porción de rica muzzarella y seguir el viaje.

Tuvo que pasar mucho tiempo y siempre supe que sería así, hasta que conocí un montón de negocios de mi barrio y llegué más o menos a tener noción de ellos.

Los negocios de mi barrio:

Por la calle Talcahuano, las tiendas de música pintorescas. Un día se cayó un pedazo de fierro desde el balcón y romapimos el vidrio de un auto de un muchacho de la casa de música. No voy a decir quién lo hizo, pero sí que se hizo responsable y bajó y el policía le hizo interrogatorio y le dijo todo bien, y no hubo ulteriores problemas.

Villares, la tienda naturista de esa vieja tan amarga que siempre tiene un empleado diferente.
Al lado, la licorerìa con productos importados, hay de todo.

En Uruguay la panadería La  Royal que trabaja las 24 horas.
O el señor panadero honesto y barato de la calle talcahuano, pero el sabor del pan deja que desear.

Las casas del oro por Libertad. Que un día unos señores de la esquna me murmuraron algo deshonesto y miré para abajo y vi una baldosa floja y le arrojé el pedazo de piedra se lo tiré a los pies, se quedaron de una pieza.

Una galería dedicada integramente a las ópticas, en Sarmiento entre Libertad y Talcahuano y si te metés por ahí salís a Corrientes, uf, me afecta mucho que existan esas galerías, me parecen increíbles, y ayer la visité por primera vez, con Martín.

El bazar del señor Pedro: con quien me peleé seriamente, no la recomiendo, vayan a la que está en la otra cuadra, en B Mitre y Uruguay.

La pescadería Colucci, poca variedad pero todo muy bueno, en Montevideo y Perón.

La zapatería del señor que me confesó que teñir zapatos es tóxico, en B Mitre casi Cerrito.

La costurera Helena, del pasadizo del subte, en Cerrito y Sarmiento.

Librería artística Villalba, en Sarmiento y Libertad, muy linda!

Uno que vende todo al por mayor, Posta Plast, en Peron y Paraná

Una papelera excelente que te vende papel por kilo, para que dibujen los niños y pongas las frituras o envuelvas comida, en B Mitre y Montevideo.

Y la Iglesia Basílica de la Piedad, que data del siglo XIX, en B Mitre y Paraná.

El barrio es bastante residencial, a pesar del kilombo... me gusta mucho mi barrio.