martes

pobre toyota

Los dos piratas, los anteriores dueños del auto no se merecen que haya borrado sus nombres de algúns post anterior...lo hice para no denunciarlos públicamente ante la acusación de intrépidos deudores de multas provinciales.

"Piratas" es la palabra que mejor los define: le vendieron un auto a su mejor amiga. Un auto repleto de lagunas legales...
y ademàs, con una sola copia de llave....

y ahora dicen que no la encuetran, que la perdieron definitivamente, que la llave desapareciò luego de tres mudanzas en un año...

y se contradijeron: porque dijeron que la buscarían en la casa de sus suegros...
y era todo una mentira, porque no la buscaron. lo sé, porque sus mails eran contradictorios.

De cualquier manera, no logré enojarme del todo, aunque lo intimé al Sr. Pirata a pagar las multas de provincia que todavía adeuda.

Y su excusa ¿cuál fue? que comprarn un auto nuevo y toyota no se los entregó y hace un mes que esperan el auto...
y que querían ir a discutir las multas a dolores y que además pensaban ir a la costa, a mar azul pero como no tienen su nuevo auto no podrán hacer nada...

y a mí qué me importa?

Bien, ahora que lo pienso, esta extraña justicia divina está haciendo que su toyota no llegue.

Yo que ellos, pagaría  las multas que tan audazmente decidieron ignorar antes de vender su auto, y entonces esperaría con mayores esperanzas que alguien en japón, toyota, pueda convencer a la aduana argentina de que ese desdichado ejemplar merece a estas dudosas buenas personas como dueños...

Pensádolo bien... pobre auto el toyota