viernes

los peinados

Conocí una mujer de más de cincuenta años, pelirroja y de pelo encrespado que usaba un gran rodete sobre su cabeza, no atrás, sino arriba. Una amiga suya me contó que una vez se fueron de vacaciones juntas, y me dijo que ella pensaba que, estando en la playa, podría ver el lado b de la pelirroja, es decir, verla sin rodete. Con el eplo mojado, tal vez, o recién levantada a la mañana y despeinada. Pero durante toda la estadía, que duró una semana, eso nunca sucedió.
Un día, la mujer pelirroja apareció ante todos nosotros con un peinado diferente: el pelo lacio, suelto, y con flequillo. Por efecto del alisado, o quizás de una tintura, el pelo había cambiado de tonalidad, y se había pasado de un borgoña a un dorado pálido. Otro cambio importante era que la altura de la pelirroja se había visto reducida considerablemente. También el color de sus ojos y de su piel se habían aplacado, de la misma manera que había sucedido con su pelo, todo en ella parecía más claro.
El revuelo que causó su cambio de look fue importantísimo. Todos la festejaron. A mí no me parecía que la favoreciera más o menos el cambio, pero comprendí que lo que le festejábamos todos era que se le hubiera ocurrido cambiar.

Es como si hubiera un peinado obligado para cada mujer, un peinado del que es difícil escapar. Sin darnos cuenta nos parece que hay opciones de peinados, pero no las hay.
A veces depende del tipo de pelo, o de la cantidad, pero creo que más que nada de la forma de ser. Muchas mujeres lo usan suelto, como es el peinado más de moda, lacio, suelto, sin hebillas. Muchas usan un rodete, otras, como yo, colita. Hay otras mujeres que tienen un peinado imposible de reproducir en la memoria. Todo es así hasta determinado momento, en que cambiamos de look y cambiamos de peinado. A algunas les sucede muy seguido, y en esto suele estar involucrado casi siempre el cambio de color de pelo- Pero a otras no tanto.

Cuando estaba rapada me parecía impensable tener el pelo largo. Ahora tengo el pelo largo y me parece impensable raparme.