domingo

ah, si

algo más, y que debo hacer una confesión, que soy culpable.
sí, aquí lo confieso sin verguenza... yo lo hice!
yo, -nombre- numero de cdocumento- edad. domicilio- fecha de nacimiento-
fui a la biblioteca central cortázar de la fac fil y letras
pedí la revista martin fierro
la abrí y vi que eran fotocopias y estaban borronedas, que no se leía un pomo
y vi que una persona había resaltado con birome los nombres de algunos firmantes
que yo no conocoía, hasta que llegue al articulo qeu yo estaba buscando
cuyo autor conocia, y vi que su nombre, poco visible, se estaba borroneando... yo hice lo mismo que aquella otra persona, con una birome le pasé por arriba, para salvarlo de la ignominia de no existir...
está bien

ahora, la paradoja
si yo hiciera una fotocopia de la fotocopia, las letras de la anonima corruptora de la revista y la mia serían las que mas claramente se verian en la fotocopia de la fotocopia. solo que excepto por al tipografia, nadie podría decir que aquellas letritas las hicimos nosotras. porque ahora nuestras letritas ya no son corruptoras. gracias a la fotocopia de la fotocopia nosotras, las culpables nos transformamos en coautoras de la revista.
gracias gracias gracias!!!!!