viernes

dónde está mi zapato? el problema de ser tan desordenada y de tener un zapato de un color inespecífico es que ahora no lo puedo describir y nunca lo encontraré. ya que para que martín me ayude a encontrar lo que pierdo, debo decirle de qué color es. no es que me lo pida, es que para mí, buscar un objeto sin saber su color es como buscar todo o nada. no se puede decodificar una cosa sin su color a mi entender.
prefiero usar el color y no el material. pero hoy tuve que usar ambas

por favor guarda el bowl amarillo a las nueve, el otro de plástico queda afuera
y claro porque el de plástico es transparente, y transparente no es un color...

mi zapato es de color... marrón verdoso. color moco si tuviera que decir la verdad. priemro era de color camel, después lo lustré y se fue poniendo amarronado pero el tiempo en sí lo transformó en algo verdolaga.
martín es un tanto no me sale la palaabra las personas que ven los colores diferente... tiene zapatillas azul oscuro y él piensa que son negras, o un saco era marrón y él pensaba que era bordó. y yo sé que el daltónico es él ya que es una enfermedad que se manifiesta en lso hombres, sólo el 000000000, 1 % de los daltónicos son mujeres...

hubo un episodio de pokemon que generó ataquees epilepsia fotosensitiva en cientos de niños
porque era de luces roja y azul en millones de clics por segundo

no sé por ahí algún día me aburro de escribir este tipo de boludeces pero no se asusten, hay gp para rato

2 comentarios:

mario gomez garrido dijo...

no se aburra, es literatura de alta escuela.

inés dijo...

gracias señor mario