lunes

no conté lo mejor

el domingo digo uy salió el sol, buenísimo, y me voy a correr a la reserva, eran las dos y empezó a salir una niebla de la tierra, bueno pensé que era el humo de las tiendas de choripanes pero no, entro a la reserva y me veo envuelta en bruma, miramos la costa y sólo se veían las piedras... nada de horizonte todo niebla...
la gente sacaba fotos
como el piso estaba mojado, no dejaron andar bicicletas
y eran ellas que con su velocidad espantaban más a los pájaros me di cuenta porque pude ver dos pájaros, dos especies que no había visto nunca en mi vida, pero nunca nunca

de pronto iba por el camino solitario iba muy embalada, nadie adelante ni atrás
veo cruzar de izqueirda a derecha caminando una especie de pato muy estilizado en marrón y negro, pero en vez de patas de pata tenía patas muy finas, y pico muy fino, negro... y el tamaño era como de un cisne mediano digamos... guau, nunca había visto eso te juro que no era un pato o al menos no era un pato conocido

llegando a la costa creo que pude ver el mismo pájaro el carnero lo llamo el que hizo la vuelta carnero por el aire la otra vez, no estoy segura

era redondo y del tamaño de un puño pequeño, negro brillante, de pronto levanta vuelo y a toda velocidad... las alas eran blancas, parecía la pelota con la que juega a l futbol harry potter, de pronto lo empiezo a seguir y lo veo de perfil: tenia pico blanco y ojos blanco redondo! era muy muy raro! era un colos no blanco sino fosforescente te diría... impresionante

verlo asi me qede corriendo mirandolo me hizo perder el ritmo pero bueno... después lo recuperé