miércoles

el otro día iba en el auto de una chica que apenas conocía, yo iba en la parte de adelante porque me gusta ir adelante, pasamos por un camión de basura, por el costado, en una calle angosta, empedrada, en saavedra, en ese momento desde atrás de un auto a nuestra derecha, un basurero se cruzó pensando en subirse al camión, como que dio un amague y casi lo pisamos, pero él se volvió a esconder atrás del auto de donde había salido, al tiempo que la chica frenaba de golpe y el auto hacía un movimiento raro que es al frenar en empedrado, que no es lo mismo que en el asfalto, como amortiguado, era igual que el pelo de la chica, todo enrulado y lleno de movimiento, ella gritó ay, negrito! es muy largo de explicar todo, para entender la situación habría que detallar muchas cosas más, pero quizás con esto quede claro que a esa chica le va a costar encontrar en su vida un eje que la haga sentir realizada.