sábado

hoy fui de shopping, como siempre que martín no está, gasto plata en ropa.

pero no solo eso. compré cuatro libros. qué increíble, no?
en el kiosco de diarios de estación malabia, dirección n l alem compré los libros de anagrama página 12

placeres sencillos de j bowles
autobiografía suscinta, correspondencia, de w gombrowicz
uy me acabo de dar cuenta de que me clavé con un libro de bolaño porque dice La universidad desconocida, !selección! lo tengo que cambiar, por suerte no le había sacado el plástico
y Catedral y otros cuentos de R Carver.

quisiera un libro de philip dick, pero no sé si me lo compraré.
me gustaría andar leyendo ciencia ficción un tiempo.

por mi cumple, otra vez me propusieron libros de regalo
las tres opciones de beatriz fueron
un libro
almohadones para el sofá de tu depto
remeras

obvio que elegí la última.

y me iría a la cama y leer un rato, pero no logro relajarme
para convencerme y dormir la siesta porque si no esta noche no aguanto, me puse la bolsa de agua caliente
pero más preferiría ver una peli pero no tengo ninguna porqeu fuerza antigangsters ya la vi y era re trucha.

quiero ante todo algo que me ditraiga, y facebook es una actividad muy limitada.
una vez salida de facebook, parece que me siento sola.

y hasta consideré dejar de chequear mails tan seguido, porque es frustante.
en primer lugar, detesto recibir información que no sea una buena noticia
en segundo lugar no me gusta responder los mails. o a veces los respondo pero no tengo ganas de tener que ir a mirar la agenda para saber qué decir.

en tercer lugar, es una actividad muy limitada. a mí me gusta dedicarme a una actividad grande, que me lleve cierta cantidad de tiempo y me implique una actitud activa, con tomas de decisiones, intervenciones, dialogismo, en otras palabras, escribir alguna cosa, o si no, corregir un texto o hacer comentarios y opinar sobre los problemas ajenos.

no era nada de esto lo que quería decir, pero me olvidé por completo de eso.
qué manía!