miércoles

no me gusta escribir textos que hablan sobre el cansancio. no me molesta leerlos, pero no me permito escribirlos.
tal vez debería permitirme más quejas: estoy cansada, etc.
bueno la verdad, es que cuanto más al peso estás, más te cuesta hacer las cosas.

no sé cómo hace la gente que trabaja en su casa... yo no puedo. tengo que ir a la biblioteca y cuanto más lejos mejor...
pero las bibliotecas siempre te piden tu dni, y a veces tenés que usar la pc y es un embole llevar la computadora a todas partes...


me propuse ordenar mi escritorio
no llegar tan tarde al dojo
pero no lo logré

pasa que antes de ir a karate necesito descansar
siempre a esta hora e sun bajón. me sorprende cómo hago para llegar a practicar tan íntegra.
tengo tanto sueño que mañana si fuera por mí me despertaría a las doce
la semana pasa muy rápido... el lunes trabajé en una entrevista que tenía que vender sí o sí, y lo logré, el martes tuve que corregir mis cuentos y no sé el título todavía, trilogía canina no me convence, hoy me tuve que dedicar a otros trabajos necesarios.

ayer fui a vender la ropa a la tienda americana, hay tres, todas de señores y señoras rusas.
a pesar de que los sacos eran de marca no los quisieron porque buscan marcas más populares